PREFIERO LLAMARLO DAESH

Sé que hay una gran importancia en como nombramos las cosas. Las palabras que elegimos para describir a alguien o explicar un concepto. Las palabras mal empleadas son peligrosas pues parten de un sentido incorrecto y generan confusión, pueden dotar de poder a algo que no lo tiene o por el contrario subestimarlo. A veces olvido la reflexión que precede a ponerle nombre a un hecho. Aprender otro idioma te enseña de esa importancia, o al menos te pone a examinar el porqué de ciertos usos. En francés la primera que me sacó de onda fue esta:

ÉTRANGE = extraño, raro.

ÉTRANGER = extranjero

Así es, en francés no existe una palabra exclusiva para designar a un foráneo, la que hay desciende directamente de "RARO". La descripción de los sinónimos de la palabra étranger no es nada aduladora: migrante, extraño, exterior, distinto, diferente, contrario, ignorado, aislado, discordante, desconocido, ignorado, lejano. Ok, ya entendimos.

Otro uso que me llama mucho la atención aunque está fuera de contexto de lo que se trata este post es la palabra 'Homosexual'. Aunque en francés existe homosexuel la forma común con la que la población parisina describe a un hombre que tiene preferencia sexual por alguien de su mismo sexo es "Pédé" que viene de "pederasta". Pero el francés promedio no ve un pedo es seguir usándola. Ok, también. Entendí mejor el porque de tantas protestas contra las adopciones y los matrimonios entre personas del mismo sexo en 2013 y 2014. No concibo que no vean lo terrible de tener como sinónimo de gay, el término que existe para violador de niños.

Hay una expresión muy utilizada en Francia en estos últimos años. Yo aprendí su significado en enero de 2015 cuando lo de Charlie Hebdo, porque muchos musulmanes comenzaron a decirla. "Faire l'amalgame" quiere decir confundir dos cosas, ligar conceptos. Asociar ideas, grupos o personas que NO tienen que ver.

"Il faut pas faire l'amalgame" "no hay que hacer la amalgama" = no hay que confundir.

Se volvió común para explicar que ser musulmán no significa ser terrorista.  Triste pero cierto. Imaginen que después del 2001 son constantemente cuestionados sobre su origen o religión. Y siempre que suceda un atentado tener que aclarar que tu familia no fue. Es exactamente lo mismo que hace Trump cuando dice que todos los mexicanos son violadores o narcotraficantes. 

Bueno, ahora ¿Porqué no deberíamos llamarlos Estado Islámico de Levante e Irak? (lo que realmente significa ISIS):

Para empezar, denominarse ISLÁMICO lo fusiona a la religión y comunidad musulmana. Algo que, como ya expliqué, insulta a la inmensa mayoría de personas que profesan dicha religión y que, aunque usted no lo crea, son pacíficas. Personas que sufren discriminación a causa de esta "amalgama" y que a la larga radicaliza a los más vulnerables, los miembros más jóvenes. Es ayudar a darle más vueltas al círculo vicioso (arjonismo alert).

Luego, le brinda el status de un ESTADO. Es hacerles los honores y tratarlos a la par que una nación cuando no son más que un grupúsculo de perversos asesinos. Los atentados de París (o los de Turquía, Egipto, Paquistán, etc.) y en Bélgica esta mañana son atroces. Son actos de barbarie y cobardía que pretenden sembrar el terror. ¿Con qué fin? no soy experta en política internacional, no sé cual es su verdadera intención o quien está realmente detrás de todo. Pero yo no diría, porque lo considero peligroso y desproporcionado, que lo que ocurre en Europa es una guerra. El mismo lunes después de los atentados del 13 de noviembre fui a trabajar, con precaución logré llevar mi vida un tanto normal. Fueron semanas difíciles por el miedo comprensiblemente fundado. Aún no me siento del todo confiada, tenía temor de que algo más sucediera. No diría que vivo en estado de guerra a pesar de lo acontecido esta mañana. Encuentro muy desagradable y preocupante que los políticos europeos retomen con tanta ligereza la palabra GUERRA (y qué fácil decirla cuando no son ellos quienes las pelean). Lo que está pasando en Siria sí lo es. Ligar ambas situaciones usando las mismas palabras es exagerado y erróneo. Siembra pánico y más miedo. Si existe un ESTADO entonces SÍ podemos hablar de una GUERRA. 

Tuitée esta imagen con el mensaje "El tipo de amalgama que hice hoy en la tarde". Mezclar un personaje ficticio que se aprovecha de una tragedia para sacar beneficio personal con los mensajes de políticos franceses de diferentes corrientes. No sé, da qué pensar. 

Continuar llamando Estado Islámico a estos cabrones es darles gusto. Ellos mismos se pusieron ese nombre. ISIS, EIIL, el debate de cómo llamarlos en occidente ha sido largo. DAESH es uno de los términos, son las siglas de Estado Islámico de Iraq y de Levante en árabe:

ad Dawla al Islamiya fi al ‘Iraq wa ash Sham

En este idioma el uso de acrónimos no es popular. Les es raro. El término DAESH, aunque signifique 'estado islámico' en esa lengua, no le confiere la misma fuerza por lo que cuando sirios e iraquíes comenzaron a usarlo, no les hizo la mínima gracia. De hecho les molesta. Por eso les digo DAESH. No merecen que les tenga miedo. Les seguiré llamando DAESH porque no quiero sentir que son poderosos e impregnarme de ese terror. Tampoco quiero participar de la locura colectiva que empieza a secuestrar Europa, una xenófoba e inhumana que rechaza a los refugiados y segrega a la comunidad más numerosa de migrantes en Francia.

"A todos los que nos quieren infundir miedo, esta es nuestra respuesta"